contact us

Use the form on the right to contact us.

You can send any request here and the final of your comments please click on bottom right.

Phone *
Phone

601 NE 23rd St
Miami, FL, 33137
United States

+13054074628

Photographer, Digital Edition, Retouch services, Wedding, Commercial, Portraits and product Photography

G0019626.jpg

Blog Kike Valderrama

News about photography, tips, photographer articles, techniques, equipment, editing and photo retouch, tutorials, opinions and everything about my likes. 

 

Filtering by Tag: motivacion

Mi Consejo Es Que Te Largues

Kike Valderrama

Es Que Te Largues a otro lugar, a otro corazón,a otros labios, a otro país, a otra casa, a otro trabajo. Que te largues, y que te largues lejos. De lo que te hace sufrir, de lo que huele a viejo, de lo que ya no usas, de lo que no te aúlla dentro como mil bocas de lobo en mitad de la noche. Que te vayas. De lo que sobra, de lo que no te empuja hacia adelante, de lo que no brilla, de lo que es rancio y tiene un sabor amargo, como el portazo que se le da a un círculo que se cierra o la despedida que se cuela entre los dedos cuando ya no puede avivarse lo que está muerto.

Que te empeñas en quedarte donde ya no te quieren, por el ‘tal vez’, el ‘ojalá’, el ‘y si mañana’. Lloriqueando en los rincones, los corazones, escupiendo -y esculpiendo-  lágrimas y haciendo obras maestras con un dolor que ya no te pertenece. Porque sí  y porque no vamos a engañarnos a estas alturas. Que nos faltan pelotas y nos sobran motivos para largarnos. De aquí, de allí, del ‘ya veremos’, del ‘quizás más adelante’.

Que no nos alejamos porque no (nos) queremos y porque estamos hechos de piedra en lugar de precipicio. Impregnados en silencio, en condescendencia nuestra y ajena, de conformismo y de pasado. Y las risas, y el movimiento, y la vibración para el de al lado, que a nosotros nos pesa demasiado eso de decidir empezar la vida porque no vaya a ser que me dé un guantazo y entonces la liemos.

Que te repito: que te compres el billete, que dejes el frío y que vivas. Que te alejes. De la sombra de tu sombra, de la opinión de la masa, de las preguntas intrusas, del silencio dilatado,  del veneno y los estómagos vacíos. Que busques y que encuentres, que no te vacíes y que si saltas lo hagas sabiendo que puedes estamparte.

Porque si te quedas, si finalmente decides que no te largas y te quedas, porque estás inmóvil esperando sin conciencia y sin supervivencia, arrastrado y exhausto quejándote de lo que no te gusta, entonces te mueres y de ahí ya no sales.

Y si de ahí ya no sales, te lo prometo, entonces te lo pierdes.

ESCRITO POR

Natalye Carbayo / @Serendiotica

Texto Extraido de http://www.codigonuevo.com/

 

Sígueme/follow me: Instagram/Twitter

👉👉👉👉  @kikevalderrama 👈👈👈👈

Photography, Digital edition and Creative Concept
Copyright © All Rights Reserved By Kike Valderrama Photographer

LA TENSION DEL DISFRAZ: ODA A LA HONESTIDAD

Kike Valderrama

A propósito de compartir cosas hermosas.... aquí esta esta algo que me envió una amiga Chilena!

LA TENSION DEL DISFRAZ: ODA A LA HONESTIDAD El país se ha conmovido por el descubrimiento de la conducta deshonesta de sus ciudadanos líderes en varios ámbitos: los curas, los políticos , los empresarios. Antes de hacer los juicios lapidarios que nos surgen, habría que pensar si estamos en un país que aprecie y cultive la honestidad. Y la respuesta de muchos seria que la mayoría tiene vergüenza de ser honesto.

Esto sucede porque vivimos en un país donde la cultura dominante es la del éxito. Y si no somos o más bien si no nos sentimos exitosos, entonces nos llenamos de vergüenza. Y para tolerarla, nos disfrazamos.

Si cada mañana yo abro mi closet y elijo el disfraz que corresponde al día que viene por delante, la tensión que acumulo es infinita. Porque si tenemos vergüenza de ser quienes somos, es que nuestra identidad no nos gusta. Es distinta a la culpa, que tiene que ver con nuestros actos. La vergüenza tiene que ver con nuestra identidad. No me gusta como soy, me pongo un buen disfraz porque quiero (como todos los seres humanos del planeta) que me acepten y me quieran.

En realidad, los que nos quieren, necesitan saber cómo somos. Da seguridad. El coraje, la diferencia, la originalidad, surgen de la perdida de vergüenza. Y nos hacen más queribles porque decepcionamos menos.

Seamos serios. Si miramos con cuidado, los que nos quieren bien son los que nos han visto vulnerables, es un alivio para el otro encontrarse con alguien honesto. Le permite bajar las defensas, acallar la vergüenza, y sentir – con sorpresa a veces- que es querible tal cual es.

La gracia de ser honestos es que disminuimos la tensión y nos deprimimos menos. Hay una mochila pesada cuando tenemos que andar con tanto disfraz a cuestas para querernos y ser queridos.

El miedo de perder el amor del otro lo tenemos todos. Otra cosa es el miedo a que nos descubran y no seamos más dignos de aprecio y cariño y admiración. Andar sin disfraces es un alivio.

Un paciente con quien me encontré en el estacionamiento de mi consulta me dijo: “Usted no puede andar en ese auto con el prestigio que tiene. La hace parecer como rasca, como perdedora”. Yo comprendí que me estaba diciendo lo que él sentía. Él quería una terapeuta top y mi auto no lo reflejaba. Hasta ese punto la imagen debe mantenerse para que nos aprecien y quieran. Y en Chile este rango es más acentuado que en otros lugares. No tener miedo de romper la vergüenza y mostrarnos como somos es, a estas alturas, un estupendo anti-estrés. Y es, además, una señal de patriotismo. Hagamos patria, seamos honestos. Lo vamos a pasar mejor y vamos a tener un país más libre.

(Paula Serrano, Psicóloga – Revista YA – El Mercurio )

Sígueme/follow me: Instagram/Twitter

👉👉👉👉  @kikevalderrama 👈👈👈👈

Photography, Digital edition and Creative Concept
Copyright © All Rights Reserved By Kike Valderrama Photographer

Del por que me gusta una "Mala Mujer"

Kike Valderrama

Soy una mala mujer...
Porque cuando llego se nota y cuando me voy se siente...
... Soy una mala mujer porque alzo la voz, porque soy independiente, porque no me molesta pagar la cuenta ni abrir mi propia puerta ni cargar mis propios condones, por ello soy una mala mujer, no se hacer un dobladillo, a veces no cocino o bien le pago a alguien que lo haga, porque salgo a trabajar, porque quiero seguir creciendo, porque aun no tengo hijos, porque aun no me he casado, por eso... Soy una mala mujer.

Porque no me dejo, porque no me quiebro, porque me sacudo las lágrimas me acomodo el escote y sigo para adelante, por eso soy una mala mujer, porque no nací sumisa, callada, quieta y frágil, sino soberbia, entrona y estridente, porque cuando llego se nota y cuando me voy se siente.

No estoy yo para ser ama de casa sino se me antoja, para ser esposa devota o madre abnegada, estoy para vivir, con quien me guste acompañar y sentirme acompañada.
Soy una mala mujer porque no me hago a la pendeja, porque no me dejo de nadie, porque estoy soltera, pero no sola, porque viajo sola y sabría Dios que andaré haciendo, porque admito que tengo sexo y no me cuelgo un manto virginal sobre el cabello en espera del príncipe que tome mi "virtud".

Soy una mala mujer porque varios tequilas me hacen reír mientras otros ruedan por el piso, porque tomo la iniciativa, porque a veces enciendo un cigarrillo.

Se es una mala mujer porque decides mandar al carajo al padre de tus hijos, porque rehacer tu vida, porque no aguantas a nadie que te ponga una mano encima por eso, eres una mala mujer.

Se es una mala mujer según la otra, según la suegra, según la gente, según todos aquellos que llevan el guión de tu vida, se es una mala mujer porque te pones en primer lugar de tu lista, porque no eres hipócrita, porque eres distinta.

Eres una mala mujer porque no quieres usar tus nalgas para un ascenso, o no se las quieres dar al que las pide, porque no soportas chingaderas de nadie, porque confrontas, enfrentas y afrontas.
Soy una mala mujer porque me soy fiel a mi primero, porque no nací mustia, porque no vivo de aplausos, ni compromisos, ni dádivas.

Soy una mala mujer porque no me presto a interpretar papeles, porque me rajo el lomo tanto o más que cualquier hombre, porque no aguanto huevones, porque no tolero injusticias, porque no me callo, por eso, brindo por las malas mujeres... Por que existan en este mundo muchas más.

¡Salud!

Sígueme/follow me Instagram/Twitter

👉👉👉👉  @kikevalderrama 👈👈👈👈

Photography, Digital edition and Creative Concept
Copyright © All Rights Reserved By Kike Valderrama Photographer

Escrito por:
Malefica Capetillo Cabrera
El retorno de las diosas creciendo